CELEBRANDO LA VIDA

CELEBRANDO LA VIDA
TONY CASTELLANOS CON EL COLECTIVO SENDERO DE LUZ

16.9.13

CAUSA, DOLOR, y LLANTO

Cuando observo lo que pasa
en derredor al planeta,
la situación me rebasa
molesta mas de la cuenta.

Lo inconcebible, inaudito
pasó al tren en Yucatán .
y si antes era un mito,
hoy se hizo realidad.

Removieron los soportes
y quitaron varios rieles,
el tren perdió sus niveles
y la muerte hizo su aporte.

Un gaznápiro creyente
en Pakistán situación,
su hija tiró desde el puente
deseando un hijo varón.

El imbécil se sostiene
su mujer parió otra niña,
el parto resultó en riña,
y su ignorancia mantiene.

El sexo en sus genes tiene
todo hombre que es fecundo,
y en sus cromosomas viene,
procrear niñas al mundo.

En el ÁFRICA del SUR
en un pueblo muy distante,
se encontraron dos amantes
con amor a plenitud.

Con su madre ella crecía,
él con su padre mejor.
ÉL podrá ser un doctor,
ella estudia Economía.

Embarazo de un amor
con la emoción del doctor.
Hay que decirlo a sus padres,
será un júbilo, estupor.

La sorpresa no digamos
la suegra a gritos lo dijo:
estos novios son hermanos,
ya que ellos son mis hijos.

En los Estados Unidos
cuatro estaciones del año,
es mucho lo que han perdido;
es enorme tanto daño.

fuego, nieve, inundaciones,
sequía, calor tremenda.
Lloverá mas de la cuenta,
tornados, lamentaciones.

Lo que me causa pavor
quiero gritarlo en exceso,
ya nadie tiene temor
y es mucho el retroceso.

Un infame allá en Honduras
a su madre la tortura,
la obliga, forzó, y disfruta,
la tiene de prostituta.

Un hombre vive un incesto
ocho veces ha engendrado,
a sus hijas ha violado
y culpa al diablo por esto.

En YEMEN pasó una afrenta
de ocho años una niña,
con un hombre de cuarenta
la casan por una viña.

Luna de miel un horror,
desgarró sus genitales.
Sus padres tales por cuales,
ahora tienen temor.

La niña murió sangrando,
y el que era su marido
alega que no hay motivo,
normal lo que está pasando.

El fin del mundo es vecino
la maldad del hombre crezca,
Dios termina el desatino
y que los malos perezcan.

Pépe Castellano

No hay comentarios: