CELEBRANDO LA VIDA

CELEBRANDO LA VIDA
TONY CASTELLANOS CON EL COLECTIVO SENDERO DE LUZ

18.8.13

Denuncian destrucción de mural en altar mayor de parroquia de El Paisnal

ZPKQ_MTIxMzUxOTg2NF81YmIxYzhlNTJlLmpwZw==.jpg (312×207)


Feligreses de la parroquia de El Paisnal, al norte de San Salvador, mostraron su molestia por la destrucción de un mural colocado en el altar mayor de la iglesia, el cual hacía referencia a un encuentro entre Monseñor Oscar Arnulfo Romero y el padre Rutilio Grande, quienes bendecían los alimentos que posteriormente serían compartidos con el pueblo.

El mural fue elaborado en marzo de 2008 por estudiantes de la Universidad  Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) y otros pintores voluntarios, en memoria de la lucha histórica de Grande y la denuncia de injusticias durante el conflicto armado.

Los habitantes denuncian que el Padre José Filadelfo Pérez, quien hace un año y medio llegó a la parroquia, eliminó de forma inconsulta el mural y modificó las condiciones del altar, situación que -según los feligreses- ha generado un irrespeto a la memoria de Rutilio Grande, Nelson Rutilio Lemus y Manuel Solórzano, quienes fueron enterrados en la iglesia del Paisnal y frente al altar mayor.

“El nuevo padre ha cambiado las bancas y ahora para hacer el sacramento se paran en las tumbas, lo que representa un irrespeto para la memoria de Rutilio Grande y sus compañeros que fueron asesinados por decir la verdad”, dijo a Diario LA PÁGINA una de las católicas.

“Es un atropello a la expresión artística y un ataque al patrimonio histórico de El Salvador”, reiteraron los denunciantes.

Rutilio Grande nació el 5 de julio de 1928 y fue un religioso muy comprometido con la lucha social de los más pobres, denunciando reiteradamente en sus homilías los abusos e injusticias contra la clase campesina.

Grande fue uno de los amigos más cercanos de Óscar Arnulfo Romero. Murió el 12 de marzo de 1977, tras ser ametrallado el vehículo en el que se conducía, donde además perecieron Manuel Solórzano, de 72 años, y Nelson Rutilio Lemus, de 16.

Los feligreses piden a las autoridades de la Secretaría de Cultura investigar este caso y no permitir que se siga dañando en patrimonio cultural e histórico de los salvadoreños.

No hay comentarios: