CELEBRANDO LA VIDA

CELEBRANDO LA VIDA
TONY CASTELLANOS CON EL COLECTIVO SENDERO DE LUZ

21.6.13

El cuento de La Página, El Lápiz y El Borrador

Para: José y Belén


La Página, El Lápiz y El Borrador eran vecinos y amigos desde bebés y se divertían juntos todas las tardes.

Cuando cumplieron cuatro años sus padres los enviaron a la escuela a aprender y estudiar.

El primer día de clases se levantaron muy temprano, se dieron un baño, se pusieron su uniforme, desayunaron, se lavaron los dientes y salieron juntos a la parada de buses a esperar al Bus Mochila.

El Bus Mochila llevó a los amiguitos a la escuela, en el camino, pasaron por la fuente de chorritos de agua que estaba encendida, por el árbol con forma de pajarito y finalmente llegaron a la escuela donde los esperaba su maestra.

A las nueve de la mañana, la maestra les dijo a los niños que era hora de su refrigerio y que sacaran su comida.

Cuando El Borrador sacó su comida y puso su refresco de fresa en la mesa, el vaso se resbaló y el refresco le cayó a su amiga La Página, llenándola toda de refresco de fresa.

    ¡Lo siento fue un accidente!— dijo el borrador.
    ¡Me has mojado con refresco de fresa!— dijo muy molesta La Página
    Estoy apenado, tendré cuidado la próxima vez, ¿me perdonas? –
    ¡No, no te perdono y ya no te hablaré más!—

Entonces La Página se alejó de El Borrador, le contó lo sucedido a su amigo El Lápiz y le dijo su decisión de no hablarle más a El Borrador.

Al terminar el refrigerio, la maestra llamó a sus alumnos a trabajar:

    ¡Ahora dibujarán un ave, de la especie que quieran, cuando terminen pueden venir a mostrármelo!— dijo

    ¡Sí, hagamos un pato muy bonito!—le dijo La Página a El Lápiz
    Muy bien, manos a la obra!—dijo El Lápiz

El Borrador estaba triste porque no les ayudaría a trabajar en el dibujo.

Cuando La Página y El Lápiz terminaron su pato se lo mostraron a la maestra, y cuando ella revisó el trabajo les dijo:

    Es un pato muy bonito, solo que… ¡le dibujaron un pico de gallina!—

    ¡Oh no! Lo hice tan rápido que no me di cuenta, lo siento, fue un accidente— dijo El Lápiz

    Pueden corregir el dibujo, mañana lo pediré de nuevo— dijo la maestra

En el camino de regreso a casa, El Lápiz le dijo a La página que podían arreglar fácilmente el dibujo si le pedían ayuda a El Borrador, para que borrara el pico de gallina.

A la mañana siguiente, los amigos se levantaron muy temprano, se bañaron, se pusieron su uniforme, desayunaron, se lavaron los dientes y caminaron a la parada de buses, a esperar al Bus Mochila.

— El Borrador te dijo que lo sentía mucho, que fue un accidente, como cuando yo dibujé el pico de gallina al pato, además El Borrador es nuestro amigo y nosotros lo queremos mucho—dijo El Lápiz a La Página.
— Tienes razón, hoy le hablaré y seremos amigos de nuevo, además ¡me gusta jugar con nuestro amigo El Borrador!—

En la escuela, La Página le pidió disculpas a El Borrador por no haberlo perdonado el día del accidente, ambos sonrieron y se dieron un gran abrazo de amigos, inmediatamente el borrador les ayudó a borrar el pico de gallina al pato y  se lo mostraron a la maestra.

    ¡Es un pato muy bonito! Como todos hicieron dibujos muy bonitos, mañana les tendré una sorpresa — dijo la maestra

La Página, El Borrador y El Lápiz llegaron a casa y jugaron por la tarde, ansiosos por saber cuál era la sorpresa que les tendría la maestra en la escuela.

Al día siguiente se levantaron muy temprano, se bañaron, se pusieron su uniforme, desayunaron, se lavaron sus dientes y se fueron a esperar al bus mochila, que llegó puntual por los amigos para llevarlos a estudiar.

Al llegar a la escuela, la maestra les pidió a sus alumnos que se tomaran de la mano y cerraran los ojos y los guió hasta el salón de clases.

En el salón, les dijo que abrieran los ojos a la cuenta de tres: uno, dos, tres: ¡SORPRESA!

¡Los habían llegado a visitar los crayones de colores! La maestra les dijo a los alumnos que hicieran el paisaje más bonito que se les ocurriera, La Página, El Borrador y El Lápiz dibujaron un hermoso paisaje soleado, con llanos verdes, un río, flores, aves volando, árboles y una linda casita.

Los crayones pintaron de vivos colores el lindo dibujo de los amigos, que nunca volvieron a molestarse cuando ocurrían accidentes.


Por: J.A.C.

No hay comentarios: